¿En qué se fundamenta la terapia cognitivo conductual en Sevilla que trabajamos en nuestra consulta? ¡Sigue leyendo!

Se considera que esta terapia tiene como punto de partida la fusión de las terapias conductistas con las de la psicología cognitiva. Por un lado, el conductismo sirve como ejemplo de metodología ceñida a los preceptos del método científico, lo cual permite valorar de forma objetiva los progresos que se van produciendo durante la terapia. Por el otro, la terapia cognitiva enfatiza en el hecho de no renunciar a la consideración de los procesos mentales que no se pueden analizar directamente, ya que gran parte de la efectividad de una terapia recae en el bienestar subjetivo de los pacientes, factor que no siempre puede ser registrado a través del análisis exhaustivo de la conducta.

Sin embargo, y aunque dentro de la terapia cognitivo conductual en Sevilla se trabaja con constructos que hacen mención al "mundo mental" no observable directamente, se hacen efectivos esfuerzos para que los elementos mentales que aparecen en el diagnóstico y la intervención, respondan a categorías adecuadamente delimitadas y traducibles a variables cuantitativas para poder hacer un óptimo seguimiento de los cambios que se hacen a nivel subjetivo. 

Por tanto, podemos decir que con este método se evitan toda clase de formulaciones ambiguas sobre la forma de pensar del individuo, y, se crean muchas categorías en las que las ideas recurrentes quedan clasificadas por grupos que responden a un único criterio.

Si quieres una información más detallada acerca de la atención especializada que podemos ofrecerte, no dudes ponerte en contacto con nosotros en Psicóloga Rosario García Palomo.